Cabecera

CONTENIDO

Alimentación, Agricultura y Granjas

Industria alimentaria

En la industria alimentaria, el aire debe tener controlado su contenido de humedad en los procesos de conservación frigorífica, curados, fermentación, etc. El objetivo es aumentar el tiempo de vida del alimento, conservar su calidad y aroma o evitar su pérdida de peso o su putrefacción.

Especial importancia cobra el control de la humedad en cámaras frigoríficas. Las temperaturas en estos espacios pueden llegar a alcanzar los -30ºC. Es fácil encontrar cámaras con grandes cantidades de escarcha que disminuyen la calidad del proceso y aumentan el consumo energético. Nuestros deshumidificadores de aire por rotor desecante están diseñados para poder solucionar el problema. 

Para temperaturas más suaves y para estancias inferiores, la humidificación adiabática puede ser la solución requerida para evitar mermas en peso de los productos almacenados.

Algunas referencias del sector:

Azucarera Ebro, Borges, Campofrío, Danone, Chocolates Valor, Hnos. Juan López, Frigo, Hero, Nestlé, Panrico, Churruca, Chupa Chups, Grupo Pascual, Pescados Vidal.

Elaboración de la cerveza

La elaboración de la cerveza requiere en el crecimiento de la levadura un ambiente proclive a microbios que perjudican el proceso.

Los deshumidificadores de aire evitan la contaminación del producto.

Industria confitera

Los caramelos duros contienen componentes higroscópicos que ante una humedad alta del ambiente convierten el producto en pegajoso. Este cambio perjudica la velocidad del proceso industrial y causa problemas sanitarios.

Con los deshumidificadores de aire por rotor desecante se logran crear ambientes controlados de alta productividad. 

El proceso de elaboración de caramelo recubierto aumenta su productividad con ambiente seco controlado.

Los caramelos o chocolates recubiertos con una alta calidad y acabado de superficie brillante casi siempre se producen así.

Agricultura

Son muchos los cultivos que se realizan en ambientes de humedad controlada. Ejemplos de cultivos con humedad controlada son los champiñones, además de ciertas verduras y frutas de invernadero.

Son también muchos los productos derivados de la agricultura que se almacenan en lugares sin refrigeración pero que sí requieren una humedad controlada para evitar las mermas en peso y la pérdida de calidad debido a un ambiente muy húmedo o muy seco.  Alimentos almacenados habitualmente con humedad controlada son el café, los frutos secos, las bebidas en barricas de madera higroscópica, etc.

Un ejemplo concreto de estas aplicaciones es la industria del tabaco donde se pretende que este material higroscópico no pierda el aroma al depositarlo en ambientes más secos, a lo largo de su proceso de producción y almacenaje. Una humedad media hace además que no pierda elasticidad en la producción.

Referencias del sector:

Tabaco: Altadis, CITA Tabacos de Canarias.

Invernadero: Universidad Politécnica de Madrid, Jardín botánico de Córdoba, Estación de AVE Atocha

Granjas avícolas

En las granjas avícolas se busca el enfriamiento del aire mediante el control de humedad para aumentar la productividad puesto que en buenas condiciones las gallinas producen más huevos y se pierden menos embriones. 

Entre algunas referencias se encuentran:

Gallina Blanca, Avicu, Grupo Pascual.

 

Pie